Ingresar

MS – CM – 76 PROPIEDADES DE HIBISCOS COMO DESINFECTANTE, SOLVENTE DE SALES Y OXIDO EN METALES


Categoría: Medio Superior (Preparatoria)
Área de participación: Ciencias de los Materiales

Equipo: LOBOS 184

Miembros del equipo:
Fernanda Itzel Ramos Jurado

Asesor: ESPERANZA BOUCHAM VARGAS

Escuela: CONALEP COACALCO 184

Resumen

El presente trabajo pretende enfocar la atención en los usos que se puede dar a  Hibiscos sabdariffa, en el estudio de tres propiedades: 1. las incrustaciones producidas por el agua en tuberías  y equipo industriales, aprovechando las propiedades químicas como solventes de sales, 2. solvente de óxido en metales  3.  Bactericidas, permitiendo  la desinfección de frutas y verduras dándoles un periodo  de vida de anaquel más largo.

A la flor  se le valoró la acidez y pH, en varias concentraciones y temperaturas  para definir el porcentaje de efectividad. Se realizaron 10 formulaciones para cada una de las propuestas. Se comprobó que las propiedades de Hibiscus como solvente se potencializan en función de su temperatura y Ph, además de lograr la potencialización a través de un tratamiento en forma de gel que pude ser utilizado a temperatura ambiente.

Para ver la efectividad microbiana se utilizó  en guayaba y fresa, para las pruebas de solvente de sales se utilizó regaderas de baño comerciales, tuberías de cobre y para la prueba de óxido se usó en plata y latón.

Se aprovechó la fibra de Hibiscus sabdariffa después potencializar las propiedades de los ácidos presentes, para  elaborar  papel que se utilizó  en la fabricación de diversos utensilios desechables debido a sus propiedades sin ocasionar ningún daño al medio ambiente. Cabe mencionar que nuestros productos no son tóxicos para los seres vivos ya que al estar en contacto con la piel no produce irritación y no daña las tuberías como lo hacen los solventes comerciales.

Pregunta de Investigación

¿Se podrá aprovechar las propiedades químicas de la Jamaica para elaborar un solvente para incrustaciones y oxido en metales y elaborar un líquido que desinfecte a las frutas y legumbres? ¿Todo esto sin afectar al medio ambiente?

Planteamiento del Problema

García en el 2010, desarrolla inhibidores verdes para incrustaciones, afirma que la conceptualización del uso de Aloe vera como inhibidor de incrustaciones surge en la búsqueda de procesos y productos naturales, enmarcado dentro de los principios de la química verde, que empleen en lo posible materia prima proveniente de organismos multicelulares como plantas o animales, la cual se perfla como materia prima con carácter renovable. En este mismo contexto, se pretende además la reducción en el uso de reactivos peligrosos que puedan generar consecuentemente desechos peligrosos.

Por ello la utilización de Hibiscus sabdariffa constituye una alternativa viable para actuar como solvente de sales aprovechando sus propiedades, que le confieren los ácidos presentes. Siendo un ejemplo de la química verde.

El equipo de investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (México) encontró en la flor de Jamaica propiedades bactericidas que pueden eliminar hasta el 90% de las bacterias. Eso convierte al agua de Jamaica en un bactericida que puede ser hasta más potente que el cloro. Por lo que si es un bactericida podrá tener poder fungicida. 

Antecedentes

La acumulación de sedimentos minerales o las llamadas incrustaciones  es uno de los problemas de producción que preocupa a los ingenieros, es un conjunto de depósitos que se incrustan en los orificios de los cañones, las tuberías, las válvulas y  las bombas entre otros. De tal manera que obstruyen e impiden el flujo normal de fluidos. Las incrustaciones como ocurre en las tuberías, las cafeteras, planchas de vapor, regaderas de todos los hogares, se pueden depositar a lo largo de toda la trayectoria que sigue el agua de los pozos inyectores hasta los equipos de superficie. Esto ocasiona fayas en el suministro de agua a las casas, así como aparatos descompuestos lo que ocasiona pérdidas económicas, además  al ser basura inorgánica,  contamina  de manera preocupante al no ser reciclada ni ser biodegradable.

La palabra corrosión evoca en muchas personas la imagen tan conocida de la “herrumbre”(Capa de color rojizo que se forma en la superficie del hierro y otros metales a causa de la oxidación provocada por la humedad o el agua.), propia de los metales ferrosos, como si sólo el hierro fuera susceptible de presentar este fenómeno.

En realidad, la corrosión es la causa general de la alteración y destrucción de la mayor parte de los materiales naturales o fabricados por el hombre. Aproximadamente un 25% de la producción anual de acero es destruido por la corrosión. Las roturas en los tubos de escape y silenciadores de los automóviles, la sustitución de los calentadores de agua domésticos, explosiones por fugas de gas en los tanques de almacenamiento o tuberías de conducción, roturas en las conducciones de agua, incluso el derrumbe de un puente, son algunos de los problemas con los cuales se encuentra el hombre. Nada metálico parece ser inmune a este tipo de acontecimientos.

Aparte del costo inherente a la sustitución del tramo de tubería dañado, hay que tener en cuenta el daño causado por el aceite derramado al terreno, muchas veces irreversible, así como el posible paro de la refinería y los consiguientes problemas de desabastecimiento que ello puede llegar a acarrear. Y sin embargo, un proceso esencialmente de corrosión lo utilizamos diariamente para producir energía eléctrica: la pila seca, que en una de las partes esenciales de la misma es precisamente una reacción de corrosión.

Para abordar de manera apropiada el tema nos introduciremos a los conceptos de corrosión e incrustación que al ser tan comunes los llegamos a confundir.

La corrosión es   el desgaste superficial que sufren las tuberías como consecuencia de las reacciones químicas y electroquímicas entre el material de las tuberías y el agua. Está no sólo depende del tipo de aguas (duras, blandas, salinas, etc.), sino también del material del que están hechas las tuberías.

Así por ejemplo, las aguas blandas de dureza baja, con carácter agresivo por exceso de CO2 y valor de pH bajo, producen corrosiones en tuberías de hierro, cobre y acero galvanizado. Además no sólo son atacados los tubos por el agua que la recorre sino también por los materiales que las recubren como: cal, cemento y hormigones, productos bituminosos, etc.

La superficie de las tuberías debe de ser muy homogénea, porque si no las partículas arrastradas por el agua se depositan en estas irregularidades, produciendo la llamada corrosión de punto o picadura (ver ilustración 1). Otros tipos de corrosiones son la llamada de aireación superficial que se produce por el oxígeno disuelto que arrastra el agua, la electrolítica o galvánica y la corrosión bacteriana o microbiana donde microorganismos como las bacterias sulfito-reductoras actúan como catalizadores de estas reacciones. Todas las aguas son corrosivas en cierto grado. La tendencia corrosiva del agua dependerá de sus características químicas y físicas. También, es importante, la naturaleza del material con el cual el agua entra en contacto.

El fenómeno de incrustación calcárea al contrario que la corrosión es un problema propio del agua, independientemente del material que lo recorra. Estos procesos se manifiestan por la aparición en la tubería de costras calcáreas constituidas por cristales insolubles de carbonatos cálcicos y magnésicos acompañados a veces de otras sustancias extrañas. Ver Ilustración 2.

Este fenómeno marcado por la dureza del agua, produce obstrucciones en las tuberías, sobre todo en las válvulas, provocando una disminución de caudal y mayores pérdidas de carga, lo cual da lugar a sobrepresiones.

Los fenómenos de corrosión y  de  incrustación causan  deterioro en los sistemas de distribución produciéndose perforaciones y obstrucciones en las tuberías como se describió.

¿Cómo se ha dado solución al problema?

De acuerdo a De Sousa (2010), la  protección  de las tuberías contra la formación de las incrustaciones se  puede  lograr proporcionándole al agua un carácter  ligeramente incrustante de forma de crear  una película  aislante sobre las paredes, pero evitando una obstrucción de las tuberías.  Basándose en el valor del Índice de Ryznar y ajustando  los  valores  de pH y de  alcalinidad del agua en el  sistema, se  puede asegurar la  protección de la red, obteniéndose  así el valor de  dicho índice correspondiente a un agua ligeramente incrustante.

Se sabe que los parámetros más importantes a considerar en la calidad inicial del agua son: la dureza, la alcalinidad y el pH. Si hay valores bajos de dureza se produce deterioro y corrosión en la red por agua agresiva, pudiendo corregirse añadiendo cloruro cálcico, mientras que si los valores de dureza son elevados se formarán incrustaciones, calcificación de los filtros, agua turbia, etc., y deberá corregirse añadiendo sustancias secuestrantes que mantienen el calcio y el magnesio en disolución. La alcalinidad del agua viene determinada por la presencia de bicarbonatos, carbonatos e hidróxidos que actúan como reguladores de los cambios de pH. El intervalo óptimo de pH es 6,8 –  7,2 y se corresponde con una alcalinidad bicarbonatada. Si hay una alcalinidad elevada, puede presentarse dificultades para su ajuste, estar el agua turbia por precipitaciones y presentar un pH alto, mientras que si la alcalinidad es baja se pueden producir fluctuaciones del pH, corrosión y pH bajo. Ver mapa 1.

El diseño de los tubos y las estructuras pueden ser tan importantes como la selección de los materiales de construcción. Un diseño defectuoso puede causar severa corrosión,  aún en materiales que podrían ser altamente resistentes a ella. Primero  y principal,  la química del agua debe ser  utilizada para determinar cuál es el material apropiado.  Por ejemplo: Ver Tabla 1.

Los productos de la corrosión y la acumulación de sedimentos en los sistemas de distribución pueden proteger a los microorganismos de los desinfectantes. Estos organismos pueden reproducirse y causar problemas tales como mal sabor y olor, limos y corrosión adicional, lo cual trae como consecuencia que el agua que llega al consumidor no esté apta para su consumo.

 

El sarro calcáreo es una sustancia ajena a las paredes de los conductos que, al actuar como una obstrucción, ocasiona averías serias. Además, tiene efectos destructores en las piezas de los aparatos. Lamentablemente, las incrustaciones calcáreas atraen además a otras sustancias no deseadas, que crean otros problemas y amenazas

El óxido: un problema corriente relacionado con las incrustaciones de Sarro

Los principales compuestos de las incrustaciones de Sarro son el calcio y el magnesio. Esto podría hacernos creer que los depósitos calcáreos son de color blanco. Sin embargo, la mayor parte de los depósitos calcáreos son rojos. La razón que lo explica reside en la relación que existe entre las incrustaciones Sarro y la corrosión. En cuanto los depósitos Sarro se forman, todas las partículas de hierro y de hierro oxidado se fijan a las incrustaciones de Sarro. Esto produce el color rojizo. Lo anterior significa, además, que el óxido se adhiere con fuerza a los ductos causando una amenaza seria.

Debido a esta problemática se requiere soluciones que logren ser efectivas, pero no dañen el medio ambiente. Revisemos lo realizado al respecto:

Soto (2009), hizo el monitoreo de la calidad de agua en los valles centrales del estado de Oaxaca encontrando concentraciones muy elevadas de calcio, magnesio y carbonatos en las aguas provenientes de pozos profundos que se ubican en la periferia del río Atoyac. Soto propone un método de dilución que resultó viable y económica formando la mezcla recomendada (con una relación de 40 a 60 % en volumen).

De Sousa (2010), propone estrategias para el control de la corrosión dice que las formas más comunes de lograr el control de la corrosión son: seleccionar apropiadamente los materiales del sistema y el diseño del mismo, modificar la calidad de agua con tratamiento químico y usar revestimientos y pinturas resistentes a la corrosión.

Salinas (2012), dentro de su trabajo encontró que la acidez de los extractos de Jamaica está directamente relacionada con la cantidad de ácidos presentes, y en la flor de  Jamaica los dominantes son el oxálico y el succínico (Fasoyiro et al., 2005), aunque pueden encontrarse también cítrico, ascórbico, málico y esteárico (Hirunpanich et al., 2005). En otros trabajos se menciona la presencia importante del ácido hibiscus en sus formas libre y glucosilada (Ramírez–Rodríguez et al., 2011).

Dentro de la revisión bibliográfica que hace Salinas, la acidez tiene un efecto antibacterial. Particularmente actúa contra la formación de sales de baja solubilidad. Es probable que la sensación de frescura que se percibe al tomar una bebida fría de jamaica esté relacionada con esta característica (Prenesti et al., 2007). Ver tabla 2.

En el presente trabajo se propone utilizar el contenido de ácidos de la Jamaica para disolver las sales que obstruyen las tuberías.

Valencia (2018) El presente trabajo se centra en el estudio de la mezcla de diferentes polvos, es decir, el siguiente trabajo no trata de encontrar las propiedades reblandecedoras de un compuesto desconocido, trata de probar un producto diseñado con sustancias ya reconocidas en el reblandecimiento del sarro como lo son Ácido Cítrico, Papaína, Hibiscus Rosa-Sinensi L. y Bicarbonato De Sodio.

Es importante destacar el poder antibacteriano de la flor de Jamaica  que ha sido estudiado ampliamente. Como lo veremos:

Castillo (2018), evaluó la actividad antibacteriana del extracto metabólico de Hibiscus sabdariffa en hortalizas. Para lograr este objetivo se trabajó en cuatro etapas, en la primera se realizó el control de calidad de las flores y se obtuvo el extracto metabólico mediante maceración con un rendimiento de 22,19 %.

Tabla 2. VALORES DE pH y acides.

 

En las muestras de hortalizas, después del tratamiento con la fracción V, no se identificó Salmonella spp., mientras que, para Escherichia coli se tuvo el 75,91 % de inhibición en el cilantro.

El equipo de investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (México) encontró en la flor de Jamaica propiedades bactericidas que pueden eliminar hasta el 90% de las bacterias. Eso convierte al agua de Jamaica en un bactericida que puede ser hasta más potente que el cloro.

La Secretaría de Salud de México recomienda desinfectar la lechuga, por ejemplo, con cuatro o cinco gotitas de cloro. Sin embargo, con este método solo se elimina entre el 40% y 50% de las bacterias de tifoidea. Con desinfectantes comerciales “especiales para alimentos”, el resultado es aún peor: se eliminan solo 10% o 20%. En cambio, el agua de Jamaica mata hasta el 90% de las bacterias.

 

El estudio fue realizado sobre frutas y verduras del Valle de Mezquital, que son regadas con aguas negras. Estos alimentos contenían patógenos como Salmonella Typhi, que genera tifoidea, y Escherichia coli, relacionada con daños renales e incluso, la muerte.

El objetivo del presente trabajo es elaborar a partir de las propiedades químicas de la flor de la Jamaica un solvente de sales para evitar incrustaciones en tuberías y  la elaboración de un desinfectante.

Si  Hibiscus sabdariffa, contiene  ácidos oxálicos, ácido succínico y ácido hibíscico en gran cantidad podremos afirmar que podrá disolver sales incrustadas en tuberías además aprovechar  sus propiedades bactericidas para hacer un producto desinfectante de frutas y verduras efectivo y que no dañen el medio ambiente.

En el presente trabajo se comprobó que las propiedades de la flor de la jamaica como solvente se potencializan en función de su temperatura y Ph, además de lograr la potencialización a través de un tratamiento en forma de gel que pude ser utilizado a temperatura ambiente.

 

Objetivo

Elaborar a partir de las propiedades químicas de la Jamaica un solvente de sales para evitar incrustaciones y óxidos en metales y la elaboración de un desinfectante

Objetivos específicos

 

  • Evaluar el pH y la acides de la Jamaica. En función de las variables tiempo y temperatura.
  • Extracción de los ácidos de la Jamaica, para solubilizar sales generadas por las incrustaciones y oxido en metales.
  • Potencializar las propiedades de los ácidos a temperatura ambiente a través de la elaboración en gel.
  • Realizar pruebas con frutas y legumbres para desinfectar y comparara la con productos comerciales.

Justificación

La obstrucción de tuberías en las casas, provocan gastos extras a las personas, además de generar basura que contaminará el medio ambiente.

Según el Informe Hoar, publicado en Gran Bretaña en 1971, las pérdidas anuales causadas por la corrosión están comprendidas entre el 2 y el 4% del P.I.B. Estos resultados, que han sido refrendados posteriormente en otros estudios, se refieren únicamente a costes directos., este problema es evidente cuando observamos la pérdida de presión del agua debido a la reducción del diámetro de la tubería.

El sarro calcáreo es una sustancia ajena a las paredes de los conductos que, al actuar como una obstrucción, ocasiona averías serias. Además, tiene efectos destructores en las piezas de los aparatos. Lamentablemente, las incrustaciones calcáreas atraen además a otras sustancias no deseadas, que crean otros problemas y amenazas.

Las consecuencias de las incrustaciones de cal:
Instalaciones de agua caliente, lavadoras, lavaplatos, planchas… sufren el problema de las incrustaciones con los siguientes resultados:
· El problema es progresivo: una vez que la incrustación comienza, sigue creciendo hasta
producir daños considerables en serpentines, calderas, intercambiadores, válvulas y grifería.
· Se puede llegar a la obstrucción: la incrustación reduce gradualmente el caudal de agua
hasta llegar a la obstrucción total de las instalaciones.
· Puede poner en peligro la salubridad: la incrustación es una base perfecta para el
desarrollo de bacterias o de biofilm (un ecosistema microbiano organizado), deteriorando las
características higiénicas del agua.

 

Hipótesis

Si  Hibiscus sabdariffa, contiene  ácidos oxálicos, ácido succínico y ácido hibíscico en gran cantidad podremos afirmar que podrá disolver sales incrustadas y oxido en tuberías además aprovechar  sus propiedades bactericidas para hacer un producto desinfectante de frutas y verduras efectivo y que no dañen el medio ambiente.

Método (materiales y procedimiento)

METODOLOGÍA

Para el presente estudio se utilizó cálices claros.

Los cálices de H. sabdariffa se caracterizan por presentar elevada acidez, que se atribuye a la presencia de diferentes ácidos carboxílicos, entre los que destacan los ácidos succínico y oxálico, además del ascórbico (Wong et al., 2002).

Sánchez (2018) hace el perfil cromatográfico, estuvo integrado por seis picos que fueron identificados como: 1) ácido oxálico, 2) ácido tartárico, 3) ácido málico, 4) ácido cítrico y 5) ácido succínico, además de la presencia de otro ácido que no fue identificado (NI)

Oxálico se encontró en menor concentración y el succínico en mayor. Los contenidos de los ácidos oxálico, tartárico, málico y succínico fueron similares entre genotipos. Ver grafica 1.

  1. pH DE LOS EXTRACTOS A DIFERENTES TIEMPOS DE EBULLICIÓN.

Se valora el pH de la infusión de la flor de Jamaica en caliente y en frío. La muestra en caliente se usa una temperatura hasta ebullición y   la fría a medio ambiente.

Se utiliza 500 mililitros de agua y 20 gr de Jamaica. Por lo que las variables fueron tiempo y temperatura. Como lo observamos en el cuadro 3, se hizo por triplicado cada prueba. En total se hizo 18 pruebas.

 

  1. ACIDES TITULABLE

Los cálculos de la acides estarán en función de ac. Succínico  dado que es el ácido con mayor prevalencia, de acuerdo a la gráfica 1, de Perfil cromatográfico de ácidos carboxílicos.

 

 

  1. DISOLUCIÓN PH VS TEMPERATURA.
  • Se prepara los cálices, secándolos y después se trituran y se pasa por tamiz de malla 60.
  • El ensayo consistió en verificar el efecto del pH y la temperatura en la disolución de la incrustación
  • Las muestras de incrustación de aproximadamente 200g fueron sumergidas en 500 mL de agua.
  • Se realizaron 9 experimentos considerando 3 valores de temperaturas (92 [°C]) y 3 valores de pH (, 0, 2, 3). Ver tabla 4. Se escogieron estos valores por la probabilidad de encontrar estos en faena, debido a los altos gradientes de temperatura y al pH ácido de la solución de tubos y regaderas. Ver mapa 2.

  1. ELABORACIÓN DE GEL PARA QUITAR OXIDO DE METALES.
  1. Elaboración de solución desinfectante para frutas.

  • Para esta metodología se proponen dos formulaciones una con extracto de Hibiscus y otra con una combinación de Hibiscus y cítricos 1:1.
  • Se realiza la extracción de la infusión. A 100g de polvo de flor se pone a ebullición en 500 mL de agua destilada. Se coloca en un frasco ámbar de 250 mL por 15 días.
  • Se realiza la extracción de la infusión. A 100g de polvo de cascara de cítricos se pone a ebullición en 500 mL de agua destilada. Se coloca en un frasco ámbar de 250 mL por 15 días.

Metodología de Hibiscus

  • Las pruebas realizadas fueron con guayaba y fresa. Sé utiliza un blanco, un desinfectante comercial y el de Hibiscus.

 

Metodología de Hibiscus y cítricos 1:1.

Las pruebas realizadas fueron con guayaba y fresa.  Sé utiliza un blanco, un desinfectante comercial, el de Hibiscus y cítricos 1:1.

  • Se extrae el limoneno de las cascaras de cítricos con destilación por arrastre de vapor.

  1. Elaboración de papel a partir de la fibra de Hibiscus sadariff

 

 

 

Galería Método

Galería Resultados

Discusión

  1. pH DE LOS EXTRACTOS A DIFERENTES TIEMPOS DE EBULLICIÓN.

_De acuerdo a la tabla observamos que a temperatura ambiente, el pH  de la infusión es de 3 o 4, mientras que en ebullición fue variando de acuerdo al tiempo. Los valores fueron: a los 15 min.,  1 y en 30  y 60 min, 0. Podemos afirmar que sus valores fueron bajando en función del tiempo.

  1. ACIDES TITULABLE

 

De acuerdo a los resultados las muestras que fueren tituladas se encontró que en promedio a los 15 minutos tuvo 26.13 % de acidez presente. Mientras que a los 30 minutos 27.37% e acidez, por último a los 60 minutos observamos los mayores porcentajes 41% con un pH = 0.

  1. DISOLUCIÓN PH VS TEMPERATURA.

Después de las pruebas se observa que a temperatura ambiente no existe cambio, pero a 60°C fue poco soluble.

La mayor solubilidad fue a ebullición  y pH 0:

  • En la regadera, en donde se observa que incluso en el plástico logra solubilizar las sales.

 

  1. ELABORACIÓN DE GEL PARA QUITAR OXIDO DE METALES.

 

Las pruebas que se realizaron fueron a latón, cromadas y  plata. Como podemos observar en las imágenes se limpiaron las piezas de joyería que eran de plata, el tamiz de laboratorio y trompeta son de latón. Por último el porta saleros que está cromado.

Es evidente la acción del gel ante el óxido de metales.

  1. Elaboración de solución desinfectante para fruta.

El resultado de las pruebas de la efectividad se muestra en la tabla:

De acuerdo a las tablas se puede observar que en las guayabas: blancos iniciaron su descomposición a partir de los 15 días. El tratamiento comercial fue muy semejante al blanco y el tratamiento con hibiscus el 33% en los 10 días, tuvo pérdida de peso pero no hubo descomposición y con cítricos  no tuvo cambios.

En el caso de la fresa, el blanco presentó pérdida de peso desde los primeros 5 días, el comercial inicia descomposición en los siguientes 10 días. En el caso de hibiscus a partir de los 15 días presenta signos de deshidratación y descomposición. Por último los tratados con Hibiscus y cítricos no presentaron cambio durante los 15 días.

  1. Elaboración de papel

El tiempo de cocción fue de 20 minutos y se utilizó el 20 % de NaOH (hidróxido de sodio). La fibra quedo extremadamente suave, al grado de no requería ser triturada. No se requirió tamiz.

Con ½ kilo de flor de jamaica se pudieron elaborar 10 cucharas, 16 platos, 10 vasos. Es importante mencionar que al no tener la maquinaria industrial se requiere más fibra para la elaboración.

 

Conclusiones

  • El pH de la infusión de Hibiscus Sadariffa de cálices claros es de 3 o 4, a temperatura ambiente pero disminuye a medida que aumenta la temperatura de ebullición hasta alcanzar el 0.
  • Se encontró que el porcentaje de acides en la infusión aumenta cuando ésta hierve por más tiempo, logrando hasta 40% en un tiempo de 60 minutos. En 15 y 30 minutos no presento muchas variaciones (más de 20%).
  • En la prueba de disolución de temperatura y pH: se encontró que, entre más caliente y su pH sea más bajo, la infusión podrá disolver las sales de las incrustaciones en metales como las tuberías (cobre) y las regaderas (cromadas, plástico). Sin importar la cantidad de sales, la disolución es total, en 20 minutos.
  • Se confirmó que los ácidos presentes podrían potenciar sus propiedades a través de un tratamiento, para ser usado a temperatura ambiente en forma de gel. Para con probar su efectividad se utilizaron joyería de plata, tamiz y trompeta de latón, porta salero (cromado) y en todos los casos logró pulir y quitar el óxido en los metales en los que se aplicó. Algo que hay que resaltar es que puede ser aplicado con la mano y no causa irritación a la piel.
  • En el tratamiento de las frutas. Se concluye que es más efectivo la solución de Hibiscus sadariffa con cítrico al no presentar descomposición durante 15 días; le siguió el tratamiento con Hibiscus sadariffa presentó signos hasta los 15 días, para las fresas.
  • En el caso del papel se encontró una fibra muy suave, con un tiempo de cocción de 20 minutos que es menor al tiempo que se hace en la elaboración del papel comercial. Era tan suave que no se requería molerlo antes. Así que se puede reducir costos de energía hasta por un 50%.

 

Bibliografía

  1. Arévalo Cea, Jessica Magali (2012) Propuesta de un extracto colorante a partir de Hibiscus sabdariffa (Flor de Jamaica) para ser utilizada en la industria textil. Licenciatura thesis, Universidad de El Salvador. Recuperado de http://ri.ues.edu.sv/id/eprint/2747/1/Ar%C3%A9valo%20Cea,%20Jessica%20Magali.pdf
  2. Castillo Araúz R. (2017).  Efecto de uso del extracto de la Flor de Jamaica (Hibiscus sabdariffa) como colorante natural y fuente de antioxidantes en las características fisicoquímicas de yogur sabor a fresa. Tesis de licenciatura en CARRERA DE AGROINDUSTRIA ALIMENTARIA. Escuela Agrícola Panamericana, Zamorano Honduras.Recuperado de: https://bdigital.zamorano.edu/bitstream/11036/6206/1/AGI-2017-014.pdf
  3. Castillo Narváez (2018), EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD ANTIBACTERIANA DEL EXTRACTO METANÓLICO DE Hibiscus sabdariffa EN HORTALIZAS. Tesis de licenciatura. UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR FACULTAD DE CIENCIAS QUÍMICAS CARRERA DE QUÍMICA FARMACÉUTICA Quito, Ecuador. Recuperado de http://www.dspace.uce.edu.ec/bitstream/25000/15740/1/T-UCE-0008-CQU-011.pdf
  4. De Sousa, Cristina, Correia, Angelina, & Colmenares, María Cristina. (2010). Corrosión e incrustaciones en los sistemas de distribución de agua potable: Revisión de las estrategias de control. Boletín de Malariología y Salud Ambiental, 50(2), 187-196. Recuperado en 25 de septiembre de 2020, de http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1690-46482010000200003&lng=es&tlng=es.
  5. LUJAN VALENCIA (2018). EFECTO IN VITRO DEL POLVO DE ÁCIDO CÍTRICO, PAPAÍNA, HIBISCUS ROSA-SINENSI L. Y BICARBONATO DE SODIO EN EL REBLANDECIMIENTO DEL CÁLCULO SUPRAGINGIVAL. Tesis. UNIVERSIDAD ANDINA “NÉSTOR CÁCERES VELÁSQUEZ” FACULTAD DE ODONTOLOGÍA ESCUELA PROFESIONAL DE ODONTOLOGÍA. http://190.116.50.20:8080/bitstream/handle/UANCV/2064/PROYECTO%20DE%20INVESTIGACI%C3%93N.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  6. Ordóñez Zhagui Isai Bernardo Saavedra Rodríguez Romina Beatriz (2016). “EXTRACCIÓN Y USO DEL COLORANTE NATURAL DE LA FLOR DE JAMAICA (Hibiscus Sabdariffa) COMO ALTERNATIVA PARA LA ELABORACIÓN DE SALCHICHA Y YOGUR.” Tesis. FACULTAD DE CIENCIAS QUÍMICAS CARRERA DE INGENIERÍA QUÍMICA. Ecuador. Recuperado file:///C:/Users/LENOVO/Downloads/tesis.pdf.pdf
  7. Salinas-Moreno, Yolanda, Zúñiga-Hernández, Araceli Rosa Elena, Jiménez-De la Torre, Luis Bartolomé, Serrano-Altamirano, Victor, & Sánchez-Feria, César. (2012). Color en cálices de jamaica (Hibiscus sabdariffa L.) y su relación con características fisioquímicas de sus extractos acuosos. Revista Chapingo. Serie horticultura, 18(3), 395-407. https://dx.doi.org/10.5154/r.rchsh.2011.08.038
  8. ulián-Soto, F.. (2010). La dureza del agua como indicador básico de la presencia de incrustaciones en instalaciones domésticas sanitarias. Ingeniería, investigación y tecnología, 11(2), 167-177. Recuperado en 13 de abril de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-77432010000200004&lng=es&tlng=es.
  9. Sánchez-Feria , Salinas-Moreno,  González-Hernández , Ybarra-Moncada , Cruz-Huerta y R. Soto-Hernández(2018). GENOTIPO Y AMBIENTE DE PRODUCCIÓN AFECTAN LA COMPOSICIÓN FENÓLICA, ÁCIDOS CARBOXÍLICOS Y ACIDEZ TITULABLE DE CÁLICES DE Hibiscus sabdariffa L. Rev. Fitotec. Mex. Vol. 41 (4): 373 – 383. Recuperado en 13 de abril de 2020, file:///C:/Users/gatway/Downloads/122-Article%20Text-198-1-10-20200214.pdf
  10. Galicia-Flores, L. A., Salinas-Moreno, Y., Espinoza-García, B. M., & Sánchez-Feria, C.. (2008). Caracterización fisicoquímica y actividad antioxidante de extractos de jamaica (Hibiscus sabdariffa L.) nacional e importada. Revista Chapingo. Serie horticultura, 14(2), 121-129. Recuperado en 26 de septiembre de 2020, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1027-152X2008000200004&lng=es&tlng=es

 

 



MS – CM – 76 PROPIEDADES DE HIBISCOS COMO DESINFECTANTE, SOLVENTE DE SALES Y OXIDO EN METALES


MS – CM – 76 PROPIEDADES DE HIBISCOS COMO DESINFECTANTE, SOLVENTE DE SALES Y OXIDO EN METALES

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography