Ingresar

PJ-CS-44 Aplicación musical para estimular a niños con autismo


Categoría: Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)
Área de participación: Computación e Informática

Miembros del equipo:
Libni Bera Sanchez Nieto
Samanta Sofia Ponce Orea

Asesor: Reyna Elizalde Gonzalez

Escuela: Centro Escolar Zama

Resumen

La utilización adecuada de tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) es muy útil y eficaz para la educación en general y, especialmente en el desarrollo del aprendizaje de escolares con necesidades educativas, por ejemplo los niños diagnosticados de trastorno del espectro autista (TEA).

El desarrollo de actividades de comunicación a través del uso de las Tic posibilitará el aprendizaje y la adquisición de competencias para la vida dependiente y la inclusión social con las personas con TEA.

El (TEA) Trastorno Del Espectro Autista es un trastorno neurobiológico de desarrollo, se manifiesta durante los tres primeros años de vida y perdurará a lo largo de todo el ciclo vital.

Los síntomas fundamentales del autismo son dos:

 

Pregunta de Investigación

¿Es posible crear una aplicación musical para estimular a niños con autismo?

Planteamiento del Problema

A muchos niños con autismo se les dificultan socializar, ya que al salir el ruido los altera fácilmente y los queremos ayudar a integrarse en la sociedad.

Antecedentes

Donald T., el primer paciente diagnosticado con autismo. Donald Triplett, el paciente cero del autismo, durante su adolescencia Dubova Shutterstock

En 1943 el psiquiatra americano Leo Kanner del niño estudió a 11 niños. Los niños tenían características de dificultades en acciones recíprocas sociales, dificultad en la adaptación a los cambios en rutinas, buena memoria, sensibilidad a los estímulos (especialmente sonido), resistencia y las alergias a la comida, buen potencial intelectual, el echolalia o la propensión de relanzar las palabras del locutor y las dificultades en actividad espontánea.

Los pioneros en la investigación en autismo eran Hans Asperger y Leo Kanner. Trabajaban por separado en los años 40. Asperger describió a niños muy capaces mientras que Kanner describió a los niños que eran seriamente afectados. Sus opiniones seguían siendo útiles para los médicos para las tres décadas próximas.

Leo Kanner, el psiquiatra infantil que diagnosticó por primera vez el autismo.

Kanner, nacido en Klekotiv en 1894, había emigrado con su familia a Estados Unidos sólo tres años después de graduarse como pediatra en la Universidad de Berlín. Pese a sus sueños juveniles de convertirse en poeta, el médico austriaco comenzó a trabajar en un hospital de Dakota del Sur, lo que le permitió asistir al congreso de la American Psychiatric Association. Allí conoció a Adolf Meyer, quien le ofrecería trabajar en el recién creado servicio de psiquiatría infantil en Johns Hopkins.

Un universo en la cabeza

Su frustrada carrera como poeta no le haría olvidar el lado más humano de su profesión.

Ahí donde otros veían sólo simples síntomas relacionados con una posible esquizofrenia, el médico supo apreciar características diferenciales de los niños que recibía. Entre ellos se encontraba Donald T., el paciente cero del autismo. “Consideraba a cada paciente como una persona que debía ser entendida frente a su complejidad biológica y social“, describe una investigadora sobre el perfil humanista del psiquiatra.

Donald T. fue el primero, pero en realidad hubo más. Once jóvenes diferentes, únicos, especiales. Los once de Kanner. Niños cuyos síntomas habían sido confundidos previamente con otros trastornos como la esquizofrenia. Leo Kanner los recibía en su consulta, exploraba el universo que habitaba en sus mentes, observaba intrigado su conducta. Esos rasgos extraños que veía cuando los más pequeños jugaban. Parecían felices cuando estaban solos.

Donald T., el primer paciente diagnosticado con autismo.

 

Antes de examinar a Donald, había recibido una larguísima carta de su padre. El psiquiatra leía con asombro en las 33 páginas la detallada y obsesiva descripción de aquel hombre, desesperado por el comportamiento de su hijo de cinco años. “Es más feliz cuando está solo, mientras dibuja en una concha embebido en sus pensamientos, distraído de todo lo que ocurre a su alrededor“. Kanner descubrió que los niños parecían desconectados de la realidad exterior

El padre relataba de forma dolorosa el comportamiento de su hijo, empeñado en hacer girar juguetes y mover de un lado a otro su cabeza. Cuando Donald T. acudió por primera vez al hospital, Kanner también apreció que el pequeño hablaba de sí mismo en tercera persona, repitiendo frases y palabras inconexas. El universo que se encendía en su cabeza era más complejo de lo que inicialmente pensaba, algo que Kanner describió como “peculiaridades fascinantes” en el artículo Autistic disturbances of affective contact.

El psiquiatra examinó a Donald T. en 1938. En los años posteriores, la correspondencia entre la familia y Kanner se mantuvo, al igual que los exámenes médicos. El niño era capaz de leer, memorizar palabras e incluso aprendió a tocar algunas notas al piano. Era evidente que no padecía un retraso mental, sino que su cerebro parecía desconectado de todo lo que sucedía a su alrededor.

Donald Triplett, el paciente cero del autismo, durante su adolescencia

Cuatro años después, Leo Kanner observaba el comportamiento de Frederick. La conducta antisocial que el médico había percibido en Donald se repetía. “No quiere jugar con las cosas normales con las que otros niños juegan“, explicaba su madre. Ignoraba por completo a los invitados que acudían a su casa, y sin embargo, mostraba un inmenso terror a los ascensores. Algo similar a lo que padecía Richard con sólo tres años. Inteligente y curioso a partes iguales, sus padres veían atemorizados como el niño era incapaz de comunicarse con nadie. No es que no pudiera. Es que tampoco parecía importarle.

Lo mismo le ocurría a Paul, Barbara, Virginia, Herbert, Alfred, Charles, John, Elaine. Niños que gozaban de buena salud, tranquilos, calmados y en los que, sin embargo, algo fallaba.

En su famoso artículo, Kanner rechaza la descripción otorgada por otros médicos de ‘idiotas’ o ‘retrasados mentales’. No, no lo eran.

El psiquiatra sospechaba que aquellos once jóvenes compartían un mismo síndrome autista, que hacía que se encerraran en su pequeño caparazón. Atrapados por su propia mente, pueden permanecer horas, días, semanas sin distraerse con lo que ocurre a su alrededor. Como si las personas que tuvieran al lado no existieran.

Los niños congelados

Entre las décadas de los cuarenta y los sesenta, el médico recibió en su consulta a muchos más niños. Las notas que recogió fueron resumidas en el artículo de 1943, en el que el médico tomó prestado el concepto ‘autista’ del psiquiatra suizo Eugen Bleuler. Los jóvenes se caracterizaban por presentar comportamientos repetitivos en los que mostraban su carácter introvertido, rayando lo antisocial, con importantes problemas de lenguaje. El autismo tiene un origen genético, no está relacionado con la conocida como frialdad afectiva

En todos los casos, los síntomas eran los mismos. Kanner, en un primer momento, describió su conducta como ‘fría’. Esta aparente ausencia de calor humano hizo que la sociedad no entendiera qué era el autismo. En 1967, el escritor Bruno Bettelheim publicó The empty fortress, un libro que popularizó la teoría -incorrecta- de la frialdad afectiva. Según este psicólogo, los niños autistas parecían ‘congelados’, interpretando erróneamente el origen del autismo.

De nada sirvió que Leo Kanner escribiera años después diversas publicaciones en contra de la hipótesis de la frialdad afectiva. El psiquiatra condenaba la terrible acusación que Bettelheim había vertido sobre las madres de aquellos niños, a las que culpaba de su trastorno. Pero el daño ya estaba hecho. Durante aquellas décadas, muchos jóvenes con autismo fueron sometidos a vejaciones con la tristemente famosa terapia del electroshock. Otros neuropsiquiatras, como Lauretta Bender, decidieron probar tratamientos alternativos, llegando a administrar LSD a los más pequeños.

Y es que no hay nada más cruel que culpar a la familia de los problemas médicos de un niño.

Dubova | Shutterstock

 

Los interrogantes que aún se ciernen sobre este trastorno, como su heterogeneidad, la influencia de factores genéticos o ambientales y los parámetros cognitivos, muestran la complejidad que representan las personas con autismo para la investigación. Considerado dentro del trastorno del espectro autista, hoy sabemos que no existe una única causa que explique su desarrollo.

La ciencia ha logrado identificar diversos genes relacionados con el autismo. Numerosas investigaciones apuntan también que la epigenética podría jugar un papel esencial en el desarrollo del espectro autista. Sea como fuere, este trastorno no cuenta todavía con análisis preventivos, métodos de diagnóstico o terapias adecuadas.

El trabajo realizado en la descripción de ‘los once de Kanner’ resulta imprescindible para conocer este síndrome, y especialmente, evitar la estigmatización de los pacientes que lo sufren. Por ello merece la pena recordar el documental María y yo. En él conocemos la historia del dibujante Miguel Gallardo acerca de la relación con su hija María, diagnosticada con autismo cuando sólo tenía ocho años:

“Con el tiempo también fuimos descubriendo que María era como una isla en el medio del mar. Una isla a la que no podíamos llegar. Sólo de vez en cuando bajaba la marea y podíamos acercarnos por unos instantes hasta donde ella estaba”.

 

Causas de autismo

 

Con frecuencia las causas del autismo son desconocidas; aunque en muchos casos se sospecha que se debe a cambios o mutaciones en los genes, no todos los genes involucrados en el desarrollo de esta enfermedad han sido identificados. Las investigaciones científicas han relacionado la aparición del autismo en el niño con las siguientes causas:

  • Agentes genéticos como causa del autismo: se ha demostrado que en el trastorno autista existe una importante base genética. En estudios clínicos desarrollados con mellizos, se ha observado que cuando se detecta el trastorno en uno de los hermanos, existe un alto porcentaje (en torno a un 90%) de probabilidades de que el otro hermano también lo desarrolle. Si el estudio se ha llevado a cabo en el ámbito familiar, las estadísticas muestran que existe un 5% de probabilidades de aparición en el neonato en el caso de que tenga un hermano con el trastorno, que es una probabilidad bastante superior a la que tendría en el caso de que no existieran antecedentes documentados en su familia. Estos datos indican claramente una carga genética ligada al trastorno autista. Las investigaciones tienen por objeto determinar los genes involucrados en la aparición del trastorno, y ya han establecido la relación directa entre la inhibición del gen de la neuroligina NL1 y el desarrollo de autismo, aunque se sabe que hay más genes implicados. De hecho, se establece que deben estar presentes hasta 15-20 alteraciones genéticasa la vez para que se exprese de manera completa el autismo. Algunas teorías, incluso, tratan de relacionarlo con el síndrome del X frágil.
  • Agentes neurológicos como causa del autismo: se han constatado alteraciones neurológicas, principalmente en las áreas que coordinan el aprendizaje y la conducta, en aquellos pacientes diagnosticados de trastornos del espectro autista. Particularmente, la epilepsia está relacionada con el autismo, pues un tipo concreto, el síndrome de West, desarrolla autismo hasta en una quinta parte de los casos y viceversa. Algunas estructuras peculiares del cerebelotambién podrían tener relación con el TEA.
  • Agentes bioquímicos como causa del autismo: se han podido determinar alteraciones en los niveles de ciertos neurotransmisores, principalmente serotonina y triptófano.
  • Agentes infecciosos y ambientales como causa del autismo: determinadas infecciones (como el herpes genitalfiebre…) o exposición a ciertas sustancias (como pesticidas agrícolas) durante el embarazo pueden provocar malformaciones y alteraciones del desarrollo neuronal del feto que, en el momento del nacimiento, pueden manifestarse con diversas alteraciones como, por ejemplo, trastornos del espectro autista.
  • Otras posibles causas del autismo: se han estipulado otras razones, como las complicaciones obstétricas durante el parto, el abuso de drogas como la cocaínapor parte de la mujer embarazada, o el uso de medicamentos antiepilépticos, aunque su base científica no está absolutamente demostrada.

 

 

 

 

 

TIPOS DE AUTISMO

 

Los trastornos generalizados del desarrollo (TGD), entre los que se encuentra el autismo, se caracterizan porque los afectados tienen dificultades para desenvolverse en diversas áreas: la comunicación (verbal y no verbal), la interacción social, y la realización de actividades, que se ve limitada en número y presenta un patrón repetitivo y monótono.

El Manual Estadístico y Diagnóstico de Trastornos Mentales (DSM) en su última revisión, DSM-IV, incluye cinco

trastornos bajo la categoría de los Trastornos Generalizados del desarrollo: trastorno autista, síndrome de Asperger, síndrome de Rett, trastorno de desintegración infantil, y trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

El diagnóstico diferencial entre los diversos trastornos se establece atendiendo aspectos como el grado de desarrollo del lenguaje, la edad en que aparecieron los primeros síntomas y la severidad del trastorno. No existen pruebas médicas específicas que determinen de qué trastorno se trata y, por lo tanto, el diagnóstico de los distintos tipos de autismo se basa en la observación de las manifestaciones clínicas y entrevistas con el paciente y su familia.

 

  • Autismo infantilo síndrome de Kanner: es una afectación en mayor o menor grado de las tres esferas principales del autismo (interacción social, lenguaje verbal y corporal, y restricción de comportamientos con acciones muy repetitivas e inmotivadas).
  • Síndrome de Asperger: forma bastante leve de autismo en la cual los pacientes no son capaces de interpretar los estados emocionales ajenos (carecen de empatía). Estas personas son incapaces de relacionar la información facilitada por el entorno y el lenguaje corporal de las personas acerca de los estados cognitivos y emocionales de estas. Mantienen un desarrollo normal tanto del lenguaje como de su situación intelectual.
  • Síndrome de Rett: trastorno cognitivo raro (afecta aproximadamente a 1 de cada 10.000 personas, principalmente del sexo femenino) que se manifiesta durante el segundo año de vida, o en un plazo no superior a los 4 primeros años de vida. Se caracteriza por la aparición de graves retrasos en el proceso de adquisición del lenguaje y de la coordinación motriz.  En un porcentaje alto de los pacientes se asocia con retraso mental grave. En un porcentaje alto de los pacientes se asocia con retraso mental grave o leve. El proceso de deterioro cognitivoes persistente y progresivo.
  • Trastorno de desintegración infantil: aparece un proceso súbito y crónico de regresión profunda y desintegración conductual tras 3-4 años de desarrollo cognitivo y social correctos. Habitualmente existe un primer periodo de síntomas característicos (irritabilidad, inquietud, ansiedady relativa hiperactividad), al que sigue la pérdida progresiva de capacidades de relación social, con alteraciones marcadas de las relaciones personales, de habla y lenguaje, pérdida o ausencia de interés por los objetos, con instauración de estereotipias y manierismos. Suelen presentar crisis epilépticas.
  • Trastorno generalizado del desarrollo no especificado (PDD-NOS): Se diagnostica a niños que presentan dificultades de comunicación, socialización y comportamiento, pero que no cumplen los criterios específicos para el diagnóstico de ninguno de los otros trastornos generalizados del desarrollo.

 

Principales síntomas del autismo

 

  • Su interacción social es deficiente: suele ser detectada inicialmente por las personas más cercanas al bebé, cuando observan que éste se muestra indiferente a su entorno o presenta periodos prolongados de enfoque de la atención en un objeto o persona en concreto, aislándose del resto. Esta alteración puede aparecer desde el mismo momento del nacimiento o desarrollarse pasado un cierto tiempo. No suelen responder a la verbalización de su nombre y, en un gran número de ocasiones, evitan de forma manifiesta el contacto visual con las personas de su entorno.
  • Carecen de empatía: los pacientes presentan dificultades para interpretar las situaciones emocionales de las personas de su entorno, así como de sus pensamientos, al ser incapaces de entender las pautas sociales, como pueden ser el tono de voz o las expresiones faciales. A esta situación se añade que, por lo general, estas personas no centran su atención en la cara de los demás y, por lo tanto, tampoco son capaces de ver y aprender las pautas de conducta adecuadas.

 

  • Tienen dificultades para comunicarse (comunicación verbal y no-verbal). Algunos individuos no llegan a desarrollar ningún tipo de lenguaje, no hablan ni son capaces de comunicarse con expresiones o gestos; otros sí hablan, pero la forma y el contenido de su discurso no es adecuado, y tienden a repetir palabras o frases o a ignorar a su interlocutor.
  • Realizan movimientos estereotipados y repetitivos: tales como mecerse, dar vueltas de forma compulsiva, etc también puede ser un síntoma del autismo. En determinados casos los sujetos incluso desarrollan conductas autolesivas como morderse o golpearse la cabeza. Con frecuencia tienen problemas para asimilar cualquier cambio en su entorno, y salir de la rutina o del ambiente conocido les produce ansiedad.

 

  • Incapacidad de autoreconocimiento: en ocasiones se autodenominan en tercera persona, por su nombre propio, en lugar de en primera persona con “yo” o “mi”.
  • Capacidad de juego social alterado: son niños que no saben, o no son capaces, de desarrollar juegos que supongan interacción con otros niños. Además, su capacidad imaginativa es muy limitada por lo que no pueden participar en juegos de simulación.
  • Otros síntomas asociados que pueden presentar los pacientes son ansiedad, trastornos del sueño, alteraciones gastrointestinales, crisis violentas, retraso mental…

 

Síntomas del autismo

 

Los síntomas del autismo pueden variar significativamente, no sólo de una persona a otra, sino en el mismo paciente con el transcurso del tiempo.

Problemas asociados al autismo

 

De forma clínica, se ha establecido una relación manifiesta entre la aparición de trastorno autista en niños y un mayor riesgo de padecer determinadas afecciones concomitantes, principalmente:

  • Síndrome de X frágil: es la principal causa de deficiencia mental hereditaria y se debe a una mutación en un gen del cromosoma X. Los afectados por esta enfermedad presentan rasgos comunes con el autismo.
  • Esclerosis tuberosa: su nombre se deriva del riesgo de aparición de tumoraciones en el área cerebral. La enfermedad afecta a la piel, el cerebro, el sistema nervioso, los riñones y el corazón.
  • Convulsiones epilépticas: se ha estimado que en torno al 20-30% de los niños con espectro autista desarrollan epilepsiaen la edad adulta.
  • Síndrome de Tourette: trastorno neurológico caracterizado por desarrollo en el sujeto de movimientos repetitivos, estereotipados e involuntarios y la emisión de sonidos vocales, congruentes o no, denominados tics.
  • Síndrome de Sotos: las personas con esta afección se caracterizan por un excesivo crecimiento y macrocefalia, y habitualmente presentan cierto retraso mental, dificultades en la adquisición del lenguaje, y problemas de aprendizaje. Algunos pacientes cumplen todos los criterios del autismo.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). El 15,2% de los afectados por TEA presentan trastornos de control de los impulsos, según la organización Autismo España.

 

Diagnóstico de autismo

 

Los trastornos del espectro autista pueden variar ampliamente en los síntomas manifestados y en la gravedad de estos, pudiendo pasar completamente desapercibidos en el caso de que los síntomas sean muy leves, o se encuentren enmascarados por otras patologías más graves o con sintomatología más marcada.

Aunque el diagnóstico del autismo siempre debe ser realizado por un equipo multidisciplinar  (neurólogo, psicólogo, psiquiatra, terapeuta del lenguaje y, en ocasiones, otros profesionales especialistas en este tipo de trastornos), existen ciertos síntomas que pueden hacer sospechar de la presencia de este trastorno. Estos síntomas son:

 

 

Síntomas del autismo en el primer año (lactante)

  • El bebé muestra escaso interés por el entorno.
  • Es capaz de permanecer un tiempo prolongado en la cuna sin requerir atención.
  • Ausencia de respuesta al abrazo de la madre.
  • Al cabo de cuatro meses de vida no muestra sonrisa social.
  • Pueden existir muestras de alegría no justificadas en casi ninguno de los casos de tipo social.
  • No muestra interés ni respuesta ante el rostro materno.
  • No es capaz de diferenciar a los familiares.
  • Ausencia de interés social.
  • Indiferente al juego y carantoñas.
  • Llantono justificado de tiempo prolongado.
  • Ausencia de respuesta ante la verbalización de su nombre.

 

 

Segundo y tercer año

  • Ausencia de respuestas emocionales hacia los familiares más cercanos (padres, abuelos, hermanos, etc).
  • Ausencia total o falta muy intensa de comunicación verbal.
  • Ausencia total o falta muy marcada de contacto visual.
  • Desarrollo de movimientos repetitivos estereotipados (automecerse, golpearse la cabeza, aletear las manos).
  • Carencia de respuesta dolorosa.
  • Temor ante los ruidos.
  • Llanto no controlable sin agente causal aparente.
  • Ausencia de juego con objetos.
  • Retraso en la adquisición de hábitos de higiene personal.
  • Control de esfínteres ausente o deficiente.

 

Síntomas del autismo en la niñez

  • Mismos rasgos distintivos que en etapas anteriores, pero tienden a acentuarse en lugar de atenuarse, como en el resto de los niños.
  • No son capaces de vestirse solos correctamente sin supervisión externa.
  • No se relacionan con otros niños y no tienden al juego social ni imaginativo, prefiriendo la soledad.
  • Tendencia compulsiva al orden de los objetos (alineación de las cosas). Por lo general, el niño suele mostrar patrones de interés anormales en intensidad y enfoque, y son muy restringidos (muestra interés anormal y excesivo por un abanico escaso de cosas).
  • Comunicación de vivencias y auto experiencias bajo o inexistente.
  • La comunicación verbal es escasa y defectuosa. En muchos casos de tipo repetitivo e inusual.
  • Aparición de arrebatos contra sí mismo o contra el entorno, sin aparente agente causal, y de intensidad elevada.

 

 

Síntomas del autismo en la adolescencia-adultez

  • En esta etapa los síntomas son similares a los del retraso mental, ya que dependen de factores como:
  • Lenguaje: presentan dificultades para expresar necesidades, lo que puede ocasionar frustración y otras alteraciones emocionales.
  • Hábitos de autoayuda: el sujeto tiende hacia la independencia en labores en las que suele precisar ayuda externa para su correcta ejecución, tales como higiene personal, alimentación, vestimenta. Solo a través del entrenamiento precoz el sujeto podrá lograr esa independenciade ejecución.

 

Pruebas para detectar el autismo

El diagnóstico del trastorno autista se compone de distintas pruebas cognitivas y de lenguaje, así como una evaluación neurológica detallada. El objetivo de estas pruebas, además del propio diagnóstico de la enfermedad, es descartar que se trate de otras patologías, como los trastornos de audición o la esquizofrenia (aunque las personas con esquizofrenia pueden mostrar determinadas conductas de carácter similar al autismo, por lo general sus síntomas no suelen manifestarse hasta el final de la adolescencia o el comienzo de la edad adulta, y suelen presentar alteraciones de percepción como alucinaciones y delirios, inexistentes en las personas con trastornos del espectro autista).

En función del grado de afectación y las habilidades comprometidas, los sujetos son diagnosticados de un tipo u otro de alteración del espectro autista. Así, los niños con síntomas autistas pero con habilidades de lenguaje bien estructuradas y desarrolladas, suelen ser diagnosticados de Síndrome de Asperger, mientras que si reúnen un conjunto marcado de síntomas de carácter autista, pero no los suficientes para conformar autismo clásico, se suele realizar un diagnóstico de Trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

Se está trabajando para que un futuro cercano el diagnóstico pueda ser más objetivo, basado en aspectos biológicos, mediante la identificación de ciertos procesos metabólicos alterados que puedan detectarse mediante un análisis de sangre.

 

Tratamiento de autismo

 

Ninguno de los trastornos del espectro autista tiene cura. Todas las terapias están enfocadas a la paliación de los síntomas y a la mejora de la calidad de vida del paciente. La terapia suele ser individualizada y ajustada a las necesidades que precisa cubrir el sujeto, consiguiendo mejor pronóstico cuanto más precoz sea su inicio. El tratamiento del autismo en este sentido suele incluir:

  • Intervenciones conductuales educativas: se realizan tanto en el sujeto diagnosticado de autismo, como en su ambiente familiar cercano. La terapia consiste en una serie de sesiones cuyo objetivo es la obtención de capacidades intensivas y de alta estructuración, orientadas a que los sujetos desarrollen habilidades sociales y del lenguaje. Se suele emplear el Análisis Conductual Aplicado. La terapia incluye también a las personas que conforman el entorno del sujeto (padres, hermanos, educadores, etcétera), a fin de prestar un apoyo a estos en el desarrollo de la vida diaria con una persona diagnosticada de trastorno autista y en la adquisición de habilidades para relacionarse con esta persona.
  • Intervenciones emocionales y psíquicas: tienen como objetivo la adquisición y desarrollo de habilidades emocionales de expresión y reconocimiento de sentimientos, desarrollo de la empatía… Al igual que las intervenciones sociales educativas, la terapia incluye el círculo social cercano, con los que se trabaja también la expresión de sus sentimientos, frustraciones, impresiones, etcétera, hacia el sujeto con trastorno autista.
  • Medicamentos: no existen medicamentos específicos para el tratamiento del trastorno autista, por lo que se emplea siempre terapia paliativa de la sintomatología desarrollada por el sujeto. Así, si existen convulsiones, se prescriben uno o varios anticonvulsivos específicos, y si existe impulsividad o hiperactividad, se recurre al empleo de medicamentos de uso habitual en pacientes con trastorno de déficit de atención. Los medicamentos más habituales administrados a estos pacientes son los ansiolíticos, antidepresivos y los empleados en el trastorno obsesivo-compulsivo. En la actualidad los más utilizados son la fluoxetina y paroxetina (antidepresivos) y la risperidona (neuroléptico).

 

Prevención del autismo.

 

En la mayoría de los pacientes la sintomatología presenta una buena evolución con el diagnóstico y el tratamiento precoces. Por lo general, cuanto antes se inicie la terapia, mejor es el pronóstico del paciente; no obstante, algunas variables presentan una evolución bastante negativa, al tratarse de alteraciones en las cuales el sujeto presentó una evolución correcta de las habilidades hasta determinada edad, en la que se produjo un retroceso progresivo no controlable.

Existe un porcentaje de pacientes que son capaces de desarrollar una vida personal y laboral independiente o con un grado de apoyo bajo, aunque lo habitual es que los pacientes precisen apoyos y servicios externos a lo largo de toda la vida.

 

 

PREGUNTAS FRECUENTES SOBE EL AUTISMO

 

¿Es el autismo una enfermedad genética?

 

Las investigaciones realizadas han revelado que, efectivamente, existen genes implicados en el desarrollo del autismo y que, por lo tanto, tiene una fuerte base genética. De hecho, es el trastorno más genético de todos los síndromes neuropsiquiátricos, y un estudio publicado en 2019 en la revista Cell logró identificar 69 genes asociados a un mayor riesgo de desarrollar autismo, aunque todavía no se ha conseguido determinar cuáles son los genes, o la interacción entre ellos, responsables de este trastorno. La implicación de factores externos no está demostrada con peso científico, aunque podría existir una disfunción de neurotransmisores que provoquen un mal funcionamiento cerebral.

 

Si un miembro de mi familia tiene autismo, ¿puedo tener un hijo con el trastorno?

 

Se calcula que entre el 10 y el 15% de las personas con autismo presentan una condición genética identificable. De hecho, se conocen los factores genéticos implicados en varios trastornos de carácter hereditario asociados al autismo, como el síndrome X frágil, la esclerosis tuberosa, el síndrome de Tourette, el síndrome de Sotos o la neurofibromatosis tipo 1, entre otros. Si uno de estos trastornos está relacionado con el autismo que padece su familiar, el médico puede calcular el riesgo de recurrencia de la enfermedad en otros miembros de la familia, aunque no se puede determinar con exactitud. Si se desconoce la causa del autismo, como ocurre en la mayoría de los casos, no es posible predecir cuáles son las posibilidades de que su hijo desarrolle el trastorno. Sí se ha comprobado que los niños que tienen un hermano mayor con autismo tienen más riesgo de tenerlo ellos también, y un estudio publicado en JAMA Pediactrics en diciembre de 2018 reveló que esta asociación también se producía con el TDAH.

 

¿Qué diferencia hay entre el autismo y los otros trastornos generalizados del desarrollo?

 

El autismo es uno de los trastornos generalizados del desarrollo, con los que comparte una serie de síntomas, motivo por el cual en ocasiones a un mismo paciente se le diagnostican diferentes trastornos hasta que se determina el correcto. En el caso del autismo, el diagnóstico debe cumplir un criterio fundamental, que consiste en que el paciente presente síntomas que le dificulten desenvolverse en tres áreas distintas: la comunicación (verbal y no verbal, y especialmente el retraso en la adquisición del lenguaje o incluso la incapacidad de hablar sin que existan problemas físicos que lo impidan); la socialización (dificultades para interactuar con otras personas y falta de empatía); y el comportamiento (su conducta es estereotipada y reiterativa, con resistencia a cualquier cambio). La edad de comienzo de los síntomas también orientará al profesional hacia un diagnóstico u otro.

A pesar de ello, en algunos casos los profesionales no se ponen de acuerdo en el diagnóstico de ciertos individuos, pues los síntomas varían mucho de una persona a otra, las diferencias son muy tenues, y no existe una prueba médica que sirva para determinar con exactitud de qué trastorno se trata, por lo que a algunos pacientes se les diagnostican diversos trastornos generalizados del desarrollo o, directamente, un trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

¿Por qué el autismo es una enfermedad mucho más frecuente entre los hombres que entre las mujeres?

 

Por cada mujer que padece autismo hay cuatro hombres que presentan el trastorno, pero se desconoce la razón de esta prevalencia. Podría explicarse, sin embargo, en el caso de que el autismo estuviese relacionado con el cromosoma X, ya que las enfermedades asociadas con alteraciones en alguno de los genes del cromosoma X provocan enfermedades con mayor frecuencia en los hombres que en las mujeres. Esto es así porque las mujeres poseen dos cromosomas X, por lo que si uno de ellos está defectuoso la situación se puede compensar con la otra copia, lo que no ocurre en el caso de los varones, que poseen un cromosoma X y un cromosoma Y. Sin embargo, los especialistas no han encontrado evidencias que relacionen el cromosoma X con el desarrollo de autismo, aunque se ha reconocido la asociación entre el autismo y una enfermedad denominada síndrome X frágil (alrededor del 2 ó 3% de las personas con autismo padecen este síndrome), que está causada por la mutación de un gen localizado precisamente en el cromosoma X.

Un estudio publicado en Molecular Psychiatry en julio de 2019 reveló una relación entre la exposición del feto a elevados niveles de estrógenos en el útero materno y más probabilidades de que presentara autismo. Estas hormonas sexuales femeninas afectan al desarrollo de su cerebro y, según los autores del trabajo, es probable que interactúen con los factores genéticos e influyan en el cerebro fetal durante su desarrollo.

 

¿Es posible curar el autismo?

 

Por el momento no existe un tratamiento que cure definitivamente la enfermedad, aunque las investigaciones al respecto han demostrado que un diagnóstico e intervención precoces mejoran la calidad de vida y el pronóstico a largo plazo de los pacientes. Las personas afectadas por algún trastorno del espectro autista pueden aprender a realizar sin ayuda numerosas actividades si disponen de una educación adecuada. Es importante entender que, aun con el mismo diagnóstico, dos personas pueden actuar de manera muy diferente y tener capacidades distintas, por lo que su evolución tampoco será igual.

En 1995 un grupo de médicos, biólogos y bioquímicos (la mayoría de padres de niños diagnosticados con autismo u otros trastornos generalizados del desarrollo) creó el grupo Defeat Autism Now! (“¡Venzamos el autismo ahora!”), con la finalidad de evaluar las terapias que se estaban aplicando a los afectados por este tipo de trastornos, así como investigar nuevos tratamientos para ayudarles. El grupo se inspira en los trabajos del doctor Bernard Rimland, padre de un niño autista que se convirtió en un pintor de éxito, y que siempre afirmó que el autismo se puede curar.

Los expertos que forman parte de Defeat Autism Now! han establecido un protocolo para asesorar en el tratamiento de los afectados, teniendo en cuenta sus particularidades, ya que consideran que no hay dos niños autistas iguales. Sin embargo, aunque muchos de los pacientes tratados con este método han experimentado notables mejorías, no todos consiguen recuperarse, ya que la causa del trastorno y la edad en que se comienza el tratamiento influyen significativamente sobre los resultados.

 

ANDROID

 

El lanzamiento de Android como nueva plataforma para el desarrollo de aplicaciones móviles ha causado una gran expectación y está teniendo una importante aceptación, tanto por los usuarios como por la industria. En la actualidad se está convirtiendo en la alternativa estándar frente a otras plataformas como IPhone y  Windows Phone.

 

¿Qué hace que Android sea especial?

 

Existen muchas plataformas para móviles (IPhone, Symbian Phone, Windows Phone, Black Berry, Palm, Java Mobile Editation, Linux Mobile (LiMo, etc); sin embargo Android presenta una serie de características que lo hacen diferente. es el primero que combina  en una misma solución las siguientes cualidades:

  • Plataforma realmente abierta. es una plataforma de desarrollo libre basada en Linux y de código abierto. una de sus grandes ventajas es que se puede usar y “customizar” el sistema sin pagar royalties.
  • Portabilidad asegurada. Las aplicaciones finales son desarrolladas en Java, lo que nos asegura que podrán ser ejecutadas en una gran variedad de dispositivos, tanto presentes como futuros. Esto se consigue gracias al concepto de máquina virtual.
  • Arquitectura basada en componentes inspirados en internet. Por ejemplo, el diseño, la interfaz de usuario se hace en XML, lo que permite que una misma aplicación se ejecute en un móvil de pantalla reducida o en un netbook.
  • Filosofía de dispositivo siempre conectado a internet.
  • Gran cantidad de servicios incorporados. Por ejemplo, localización basada tanto en GPS como en redes, bases de datos con SQL, reconocimiento y síntesis de voz, navegador, multimedia, etc.
  • Aceptable nivel de seguridad. Los programas se encuentran aislados unos de otros gracias al concepto de ejecución dentro de una caja que hereda de Linux. Además, cada aplicación dispone de una serie de permisos que limitan su rango de actuación (servicios de localización, acceso a internet, etc.)
  • Optimizado para baja potencia y poca memoria. Por ejemplo, Android utiliza la máquina Virtual Dalvik. Se trata de una implementación de Google de la máquina virtual de Java optimizada para dispositivos móviles.
  • Alta calidad de gráfico y sonido. Gráficos vectoriales suavizados, animaciones inspiradas en Flash, gráficos en 3 dimensiones basados en OpenGL. Incorpora los codecs estándar más comunes de audio y video.

 

 

 

 

 

APP INVENTOR

¿Que es App Inventor?

 

App Inventor es una aplicación originalmente desarrollada por Google y mantenida ahora por el Instituto de Tecnología de Massachusetts. Permite que cualquier persona, incluyendo las  no familiarizadas con la programación y SDK de Android, pueda crear aplicaciones de Software para  Android. Utiliza una interfaz gráfica, muy similar al Scratch y el  StarLogo, que permite a los usuarios arrastrar y soltar objetos visuales para crear una aplicación que puede ejecutarse en el sistema Android. Google puso fin al desarrollo de App Inventor el 31 de diciembre de 2011 cediéndole el código al  MIT que por fin lo ha puesto a disposición de todos nosotros.

 

Un poco de Historia

 

En la creación de App Inventor para Android, Google se basó en la investigación de la informática educativa, y el trabajo realizado en entornos de desarrollo en línea.

 

El editor de bloques utiliza la biblioteca Open Blocks de Java para la creación de lenguajes de programación visuales.  Open Blocks está distribuida por el Massachusetts Institute of Technology Program’s Scheller para formación de profesorado y deriva de la investigación de la tesis de Ricarose Roque.

 

El profesor Eric Klopfer y Daniel Wendel del Programa Scheller apoyaron la distribución de bloques abiertos bajo la licencia MIT. La programación de bloques abiertos y visuales está estrechamente relacionada con el StarLogo, un proyecto de Klopfer, y  Scratch, un proyecto de la MIT. Estos proyectos están formados por teorías del aprendizaje construccionista, que hace hincapié en que la programación puede ser un vehículo para conseguir ideas de gran alcance a través del aprendizaje activo. Como tal, es parte de un movimiento continuo en las computadoras y la educación que se inició con el trabajo de Seymour Papert y el Grupo de Logo del MIT en 1960 y también se ha manifestado con el trabajo de Mitchel Resnick, Lego Mindstorms y StarLogo. El equipo de App Inventor fue dirigido por Hal Abelson  y Mark Friedman.

 

Los orígenes

 

En el año 2007 se crea el consorcio Handset Alliance con el objetivo de desarrollar estándares abiertos para móviles. Está formado por Google, Intel, Texas Instruments, Motorola, T-Mobile, Samsung Ericsson y otros. Una pieza clave de los objetivos de esta alianza es promover el diseño y difusión  de la plataforma Android. Sus miembros se han comprometido a publicar una parte importante de su propiedad intelectual como código abierto como la licencia Apache v2.0.

En noviembre de 2007 se lanza una primera versión del Android SDK. Al año siguiente aparece el primer móvil con Android (T-Mobile G1). En octubre, Google libera el código fuente de Android, principalmente bajo licencia de código abierto apache (licencia GPL v2 para el núcleo). Ese mismo mes, se abre Android Market para la descarga de aplicaciones. En abril de 2009, Google lanza la versión 1.5 del SDK que incorpora nuevas características como el teclado en pantalla. A finales  del 2009 se lanza la versión 2.0 y durante el 2010 las versiones 2.1, 2.2 y 2.3.

Durante el año 2010. Android se consolida como uno de los sistemas operativos para móviles más utilizados, con resultados  cercanos al IPhone, e incluso superando al sistema de Apple en EE UU.

En el 2011 se lanzan la versión 3.x específica para tabletas y 4.x tanto para móviles como para tabletas. Durante este año, Android se consolida como la plataforma para móviles más importante, alcanzando una cuota del mercado superior al 50%. En 2012, Google cambia su estrategia en su tienda de descargas online, reemplazando Android Market por Google Play Store, donde en un solo portal unifica la descarga de aplicaciones como contenidos.

 

 

 

Objetivo

El objetivo de nuestra investigación es crear una aplicación con actividades musicales para estimular a niños con autismo.

Justificación

A nosotras nos interesó este tema porque queremos ayudar a niños con autismo a integrarse a la sociedad ya que el ruido los altera fácilmente, y al crear esta aplicación podríamos estimularlos en diferentes áreas y relajarlos

Hipótesis

Si creamos una aplicación con actividades musicales entonces podremos ayudar a niños autistas a estimular diferentes áreas y  relajarse para poder socializar.

Método (materiales y procedimiento)

Para la realización de este proyecto llevaremos a cabo la siguiente metodología: Con el programa Appinventor crearemos una aplicación musical para ayudar a calmar a niños autistas y desarrollar algunas de sus habilidades.

Esta app la llevaremos a cabo en el Centro terapéutico para niños autistas en dos niños de las edades 6 y 11.

  1. Crear una cuenta en Gmail.

2 .Entrar a Appinventor.

3. Dar click al botón crear aplicación y aparece la siguiente ventana.

4.Nos abre el entorno para crear la aplicación.

5.Le damos a crear nuevo proyecto.

6. Nos aparece el screen del teléfono.

7. En la parte superior derecha aparecen 2 botones.

8. En la parte inferior derecha nos aparece medios, aquí se suben la música, imágenes, etc.

9.Seleccionamos archivo.

10. En las propiedades seleccionamos imagen la cual va a ser el fondo de nuestra aplicación.

11. Para ir realizando pruebas tenemos que generar nuestro archivo apk, para ello realizamos los siguientes pasos.

a) Seleccionamos la pestaña generar.

b) Seleccionamos la opción guardar archivo en mi ordenador.

c) Pasamos el archivo apk del ordenador al celular.

d) De nuestro celular instalamos y ejecutamos la apk para que forme un icono en nuestra pantalla

Galería Método

Resultados

Descubrimos que la tecnología puede ir de la mano de la salud para conseguir grandes beneficios. En especial puede ayudar a gran cantidad de personas enfermas que necesitan de nuevos canales de comunicación. Tal es el caso de niños con el trastorno del espectro autista (TEA), los cuales hoy en día pueden realizar actividades  a través de aplicaciones, es por eso que con la aplicación musical que creamos permitirá estimular a los niños con este trastorno.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Podemos concluir que es posible crear una aplicación con actividades musicales para estimular a niños autistas, no fue posible aplicarla y poder observar los beneficios  debido a la contingencia por COVID-19, justo cuando íbamos a aplicarla se dio el aislamiento, por lo que nuestro trabajo únicamente quedó en la fase de la investigación de campo.

Bibliografía

El gran libro de Android. Gironés. Jesús Tomás.

Edición en español.

http://login.appinventor.mit.edu/logout

Leo Kanner: El hombre que descubrió el Autismo – Fundación Jorge AlannFundación Jorge Alann

https://www.webconsultas.com/autismo/causas-del-autismo-438



PJ-CS-44 Aplicación musical para estimular a niños con autismo

Summary

The proper use of information and communication technologies (ICTs) is very useful and effective for education and especially in the development of learning, in this case, children with autism spectrum disorder (ASD).

The development of activities through the use of ICT will enable learning and social inclusion with people with ASD.

Autism Spectrum Disorder (ASD) a neurobiological developmental disorder.

Research Question

Is it possible to create a musical application to help children with autism?

Problem approach

To lots of kids with autism, it is difficult to socialize because when they go out the noise can alter them and we want to help them to integrate into society.

Background

Objective

To create a software application with musical activities to calm kids with autism

Justification

We got interested in this topic because we want to help kids with autism to integrate into society because the noise can easily upset them, and with this application, we could calm them down.

Hypothesis

If we create a software application with musical activities, then we could help kids with autism calm down so they can socialize.

Method (materials and procedure)

For the realization of this project, we will do the next procedure: With the program Appinventor, we will create an app to help calm kids with autism and develop some of their abilities. We will execute this app in the Centro terapéutico para niños Autistas in two kids aged 6 and 11.

1 Create a Gmail account.

2 Enter to App inventor.

3 Click the create app button

4 That gives you access to create the app

5 Click in to create a new project.

6 It appears a phone screen

7 At the top, we see 2 buttons.

8 In the bottom, we see a square that says media, here you can upload music, images, etc.

9 We select a file.

10 In the properties, we select an image to be the background of our app.

11 To realize the test we have to generate our app file, to do that we follow the next steps.

a) We click the button generate.

b) We select the option to save on my computer.

c) We send the app file to our cell phone.

d) From our cell phone, we download and execute the app so it forms an icon on our screen.

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography