Ingresar

PJ – MS – 35 “HIDRAPLUS”


Categoría: Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)
Área de participación: Medicina y Salud

Miembros del equipo:
LILIANA JOSELIN MARTINEZ BADILLO

Asesor: PAOLA BERZUNZA MATA

Escuela: COLEGIO ACULMAITL

Resumen

HIDRAPLUS

En México el 70% de la población sufre o está en riesgo de deshidratación ya que no cuentan con el agua suficiente para mantenerse hidratados lo que provoca la muerte de muchas personas. La importancia del agua reside en que esta lleva los nutrientes a las células, ayuda a la digestión formando secreciones estomacales, elimina los residuos, mantiene los riñones sanos y aporta una hidratación constante a la piel, lubrica las articulaciones, regula la temperatura corporal y el metabolismo. Cuando se consume suficiente agua se pueden mejorar enfermedades como diabetes, artritis, sequedad cutánea y obesidad. En algunas ocasiones las personas mayores no sienten tanta sed como los jóvenes y en algunos casos no consumen la cantidad suficiente de líquidos. El objetivo de este proyecto e investigación es elaborar una bebida rehidratante y dar a conocer la importancia de una buena hidratación. El tema se eligió ya que se ha observado que la deshidratación es un tema muy común en jóvenes y muchas veces no se saben las causas y consecuencias y es bueno investigar para informar a los jóvenes sobre causas, consecuencias y medidas para evitarla. La bebida tiene un buen sabor además de que dura y no se echa a perder tan rápido tenía un sabor bueno, y ya con azúcar sabía muy bueno. Se llegó a la conclusión de que la bebida si funciona además que con esta investigación se puede informar a los jóvenes la importancia de estar hidratado y cómo llevar una buena hidratación.

Pregunta de Investigación

¿Se podrá elaborar una bebida hidratante sin elementos químicos?

Planteamiento del Problema

En México el 70% de la población sufre o está en riesgo de deshidratación ya que no cuentan con el agua suficiente para mantenerse hidratados lo que provoca las muertes de muchas personas. La deshidratación causa, sensación de cansancio, mareos, cifras bajas de presión arterial taquicardia, seguidas de contracturas musculares o calambres, y pueden llegar a aparecer convulsiones, entrada en coma o pérdida total del conocimiento y en casos extremos provocar la muerte.

Una alternativa a esta problemática es una bebida rehidratante que nos ayuda a mantener un nivel de agua ideal en nuestro cuerpo.

Antecedentes

3.1  ¿Qué es la deshidratación?

La deshidratación es una afección causada por la pérdida de demasiado líquido del cuerpo.  Ocurre cuando se pierden más líquidos de los que se ingieren.

3.1.1  La importancia del agua en el cuerpo

La importancia del agua reside en que esta lleva los nutrientes a las células, ayuda a la digestión formando secreciones estomacales, elimina los residuos, mantiene los riñones sanos y aporta una hidratación constante a la piel, ojos, boca y nariz, lubrica las articulaciones, regula la temperatura corporal y el metabolismo.

Cuando  se consume suficiente agua se puede retrasar el envejecimiento y mejorar enfermedades como diabetes, hipoglucemia, artritis, sequedad cutánea y obesidad. Los riñones son los órganos que ayudan al cuerpo a eliminar residuos, y necesitan suficiente agua para hacer su trabajo de “depuradores de deshechos”.

El agua es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Esto, porque cada célula de nuestro cuerpo necesita del agua para funcionar de forma adecuada. De ahí la importancia de mantenerlo bien hidratado, sobre todo en épocas de calor.

El agua presente en el cuerpo cumple muchas funciones:

Transporta nutrientes y oxígeno.

Controla la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Regula la temperatura corporal.

Lubrica las articulaciones.

Protege los órganos y los tejidos, incluidos los ojos, los oídos y el corazón.

Crea saliva.

Elimina desechos y toxinas.

3.2 Tipos de deshidratación

Deshidratación isotónica. La pérdida de agua es similar a la de solutos/electrolitos. Es la más frecuente, en el 70% de los casos. Algunos signos de alerta son la disminución de la turgencia de la piel, ojos hundidos y con ojeras. Se experimenta en la mayoría de casos de gastroenteritis leves o moderadas, por mal uso de diuréticos medicamentos o de plantas y complementos con fines diuréticos, personas que sudan mucho en condiciones normales de temperatura y humedad. La solución es tomar preparaciones de rehidratación oral (SRO) de venta en farmacias, más conocidas como “suero oral”, o las llamadas bebidas para deportistas, y no solo agua.

Hipertónica. La pérdida de agua es mayor que la de sales minerales. Se da en el 10%-15% de la población. Las manifestaciones clínicas incluyen sed intensa, mucosas secas y rojas, fiebre, agitación e irritabilidad. Sucede cuando de manera voluntaria o involuntaria se ingiere poco líquido, bien por falta de bebida o por enfermedad. Los niños y los ancianos son los grupos más vulnerables a sufrir este tipo de deshidratación, más aún tras procesos febriles con mala reposición de agua, o por quemaduras o insolación por larga exposición al sol. La solución es sencilla y similar a la anterior. Consiste en beber más agua, sola o enmascarada con sabores, en forma de caldos, sopas, gazpachos, zumos, infusiones, las conocidas como bebidas para el deportista o “suero oral”.

Hipotónica. Se pierde en proporción más cantidad de sales y de sodio que agua. En condiciones de salud, puede ocurrir en personas que trabajan en ambientes cálidos y realizan un trabajo físico intenso (construcción, bomberos…), en deportistas que deben pasar pruebas en condiciones ambientales extremas o en caso de gastroenteritis acompañada de vómitos y diarreas importantes. Las manifestaciones clínicas son similares a la deshidratación isotónica, pero más acusadas. La solución en estos casos es tomar una bebida más concentrada en sales minerales (hipertónica), salar más los alimentos o incluso tomar, mientras dure el trabajo o el esfuerzo, un poco de sal.

Arbitrariamente se llama deshidratación leve a aquella que representa una disminución aguda de peso corporal de menos de 5%, moderada si hay pérdida de peso corporal entre 5 y 9 o 10%, y grave si es de 10% o más. La Organización Mundial de la Salud (OMS) prefiere clasificar a los pacientes en dos grupos: si presentan signos obvios de deshidratación, o si no los presentan.

 

3.3  ¿Qué causa la deshidratación?

Las elevadas temperaturas pueden hacer que el cuerpo sude más y, por tanto, que pierda más cantidad de líquido y aumenten sus necesidades hídricas. La sed es un instinto básico que impulsa a beber cuando descienden los niveles de agua en el organismo. Pero la sensación de sed también puede incrementar cuando se comen ciertos alimentos, como los muy salados o muy dulces.

Otras causas de deshidratación pueden ser:

Diarrea o vómitos

Fiebre

Transpiración excesiva

Mayor necesidad de orinar

Irritabilidad

Piel seca

Pérdida de peso

Estreñimiento

Fatiga o debilidad

Orinar de color amarillo oscuro o disminución de la micción

3.3.1  ¿Qué alimentos causan la deshidratación?

En un primer lugar estarían todos los alimentos salados. Si el consumo de sal es moderado, y además se ingieren suficientes líquidos, el organismo será capaz de mantener su volumen de líquidos intacto. No obstante, si se abusa de alimentos muy salados en una misma comida, el cuerpo pedirá agua. Los alimentos con un mayor contenido en sodio o sal son los siguientes:

Lácteos. Quesos salados, como roquefort o queso azul, queso manchego, quesos curados, etc.

Cereales y féculas. Productos de repostería tales como galletas saladas, cruasanes salados, etc.; patatas chips o derivados similares.

Frutos secos salados.

Otros. Sal, salsas comerciales como mayonesa, kétchup, salsa de soja o mostaza; aperitivos salados; aceitunas

El alcohol. Provoca un efecto diurético que lleva a expulsar grandes cantidades de líquido a través de la orina.

El café. Si bien no es un deshidratante, como se sostuvo por muchos años, tampoco podemos decir que ayude a hidratarnos.

Aguas azucaradas y carbonatadas. Provocan más sed debido a la elevada concentración de azúcares que presentan, lo cual hace que la absorción de electrolitos sea muy lenta.

 

3.4  ¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación?

En adultos mayores pueden ser:

Piel seca

Boca seca

Mareos

En bebés y niños pequeños:

Llorar sin lágrimas

No mojar el pañal por más de 3 horas

La deshidratación grave puede presentar un riesgo para la vida y puede ocasionar los siguientes síntomas

Sed extrema

Presión arterial baja

Fiebre

Latidos cardíacos rápidos

Ojos hundidos

Incapacidad para sudar

Incapacidad para producir lágrimas

 

La deshidratación puede ser tan grave como para causar:

Confusión

Falta de micción (orinar)

Desmayo

Latidos rápidos

Respiración rápida

Shock

 

 

 

3.5 ¿Qué alimentos y bebidas te ayudan a hidratarte?

Para conseguir el equilibrio dietético recomendado por los expertos y garantizar un buen estado de hidratación, se deben escoger alimentos frescos y variados, con abundantes verduras, hortalizas y frutas. Esto es posible a través de la elección a lo largo del día de 2-3 raciones de fruta, 2 raciones de hortalizas y/o verduras, 2-3 raciones de lácteos y 2-3 raciones moderadas de alimentos proteicos, sin olvidarse de asegurar un aporte moderado de alimentos feculentos y alimentos grasos. Se elegirán también, si se puede, cocciones y preparaciones culinarias que posean un elevado contenido en agua, tales como sopas, caldos, guisos con caldos, cremas o purés (calientes en invierno y más fresquitos en verano) o ensaladas frescas y evitando cocciones secas realizadas a elevada temperatura y que promuevan una deshidratación del alimento fresco

Más allá del agua, los alimentos también son una fuente de hidratación para nuestro cuerpo.

Algunos como la fruta y la verdura tienen entre un 80% y un 90% de agua.

Alimentos ricos en agua

Sandía

Rica en vitamina C, el 92% de la sandía es agua.

Naranja

Conocida por su gran aporte en vitamina C, está compuesta por un 88% de agua.

Manzana

La manzana es un 86% de agua y única pieza al día que aporta la cantidad de fibra diaria que el cuerpo necesita.

Tomates

Su contenido en agua es del 94,5%

Pepino

Es de los vegetales con más cantidad de agua, alrededor del 96,7%.

Dos bebidas refrescantes y muy hidratantes

Limonada: Licuar en un litro o litro y medio de agua, un limón exprimido, media cucharadita de ralladura de jengibre, unas hojas de menta y mucho hielo.

Agua de ciruelas. Poner a remojar en un litro de agua seis ciruelas pasas y medio limón exprimido. Dejar toda la noche en la nevera y consumir el jugo colado y con abundante hielo.

Los siguientes son ejemplos de comidas o cenas frescas para el verano:

Lunes  Primer plato: gazpacho.

Segundo plato: salmón en papillote con verduritas y patata.  Postre: melocotón.

Martes  Primer plato: ensalada de pasta integral con tomate cherry, queso fresco, lechuga y zanahoria.  Segundo plato: pavo salteado con habas hervidas.  Postre: melón.

Miércoles  Primer plato: ensalada fresca de tomate, pepino y menta.  Segundo plato: gambas en salsa de coco con arroz salvaje.  Postre: sandía.

Jueves  Primer plato: crema fresca de puerros.  Segundo plato: filete de dorada al horno acompañada con canónigos y manzana a daditos.  Postre: nectarina.

Viernes  Primer plato: tabulé (ensalada de cuscús con menta y pimiento rojo y verde).  Segundo plato: tortilla de espinaca y brócoli.  Postre: papaya fresca. Es muy importante acompañar siempre las comidas y cenas con abundante agua.

3.6 ¿Cómo puede prevenirse la deshidratación?

Tome suficiente agua todos los días. Las necesidades de cada persona pueden ser diferentes, así que pregúntele a su profesional de la salud cuánto debe beber cada día

Si hace ejercicio en el calor y pierde muchos minerales en el sudor, las bebidas deportivas pueden ayudar

Evite las bebidas que contengan azúcar y cafeína

Beba líquidos adicionales cuando haga calor o cuando está enfermo

3.6.1 Claves para mantenerse hidratado

No esperes a tener sed, Bebe, aunque no tengas sed.

Toda hidratación es buena. Cualquier ingesta de líquido es buena para hidratar el cuerpo.

Ten en cuenta la gelatina.

No dejes de beber agua. Es necesario beber de 4 a 6 vasos de agua al día.

Beber un vaso al levantarse: rehidrata el cuerpo, y el organismo como la piel lo agradecerán. Se recomienda tomar agua tibia y añadirle unas gotitas de jugo de limón natural para beneficiar el proceso para eliminar toxinas.

Contar con una botella o taza en el lugar de trabajo para beber constantemente en la jornada laboral.

Beber un vaso de agua antes de hacer ejercicios y, mientras se ejercita el cuerpo, se debe tomar un sorbo cada 15 o 20 minutos. También hay que hacerlo al terminar.

Hay que acostumbrarse a llevar una botella pequeña en el bolso, en el carro, en la bolsa del gimnasio. En cada momento que se empiece a sentir sequedad, se debe tomar líquidos.

Evitar las bebidas de cafeína o alcohol, pues tienen un efecto deshidratante y en ningún caso sustituyen o complementan la ingesta de agua.

Se pueden añadir alimentos a la dieta diaria: ajo, patatas, espárragos, perejil, berros, apio, pepinos, papaya, plátano, sandía, calabaza, coles, legumbres, yogur natural. Al mismo tiempo se deben eliminar otros como: remolacha, carne, espinacas, acelgas, chocolate, cacao, huevos, y productos lácteos procesados.3.7                                                                                                                         Consecuencias de la deshidratación

3.7 Consecuencias de la deshidratación

Infecciones urinarias por una mayor concentración de la orina

Estreñimiento

Fatiga o cansancio

Caídas

Úlceras por presión

Dolor de cabeza

Hipotensión

Somnolencia

Desorientación

Coma en los casos más graves

 

3.7.1 Consecuencias de la deshidratación sobre la deglución:

Disminución de la producción de saliva que favorece la aparición de infecciones en la boca

Dificultad en la preparación del bolo alimenticio por la falta de salivación

Gingivitis y aftas bucales a causa de alteraciones de la saliva

Neumonía por bronco aspiración

La dificultad para comer es un síntoma que mayoritariamente se presenta en personas mayores frágiles o personas con alguna enfermedad neurológica. En estos pacientes el riesgo de deshidratación es elevado tal y como se ha evidenciado en algunos estudios realizados en nuestro país donde muestran que casi todos los ancianos  con disfagia presentaban un cierto grado de deshidratación

3.7.2  Consecuencias de la deshidratación leve

La deshidratación leve puede producir sed, dolor de cabeza, debilidad, mareos y fatiga y generalmente provoca cansancio y somnolencia. Por otra parte, los síntomas de una deshidratación moderada incluyen sequedad de boca, poco o ningún volumen de orina, pesadez, un pulso cardiaco rápido y falta de elasticidad de la piel. La deshidratación grave es una emergencia médica potencialmente letal, y está caracterizada por sed extrema, falta de volumen de orina, aceleración de la respiración, alteración del estado mental y piel fría y húmeda.

3.7.3 Consecuencias de la deshidratación grave

Un aumento del nivel de deshidratación, con pérdidas de líquidos de más de un 1% del   peso corporal, puede dar lugar a una reducción sucesiva del rendimiento físico y de la capacidad de controlar la temperatura corporal. Con un déficit de líquidos de un 4% o más se pueden observar descensos de rendimiento graves y dificultades de concentración, dolores de cabeza, irritabilidad y somnolencia, y aumentos de la temperatura corporal y de la tasa respiratoria. La consecuencia de una deshidratación que provoca una pérdida de un 10% o más del peso corporal puede ser la muerte.

Para evitar estos síntomas es conveniente consumir agua frecuentemente, así como evitar bebidas como el café, que tienen un efecto diurético (lo que nos hace perder más agua). Beber agua la mayor parte del día nos ayudará a estar correctamente hidratados, ya que cuando sudamos estamos disminuyendo los niveles de líquido. Por otro lado, también es recomendable  mantener una dieta a base de frutas, verduras, zumos y comidas saludables que contengan porcentajes importantes de agua, evitando, de esta manera, consecuencias negativas a causa de la deshidratación.

Cuando alguien muere de sed, como sucedió con 780.000 personas el año pasado según el informe de Naciones Unidas que se conoció ayer sobre acceso al agua el mundo, el cuerpo actúa como un mecanismo descompuesto, que colapsa desde adentro. La medida inicial para evitar el daño es disminuir la orina para ahorrar líquido, pero con las horas, comienza una lucha perdida por mantener la sangre circulando.

3.8 ¿Cuántas personas mueren al día por falta de agua?

1.000 niños mueren al día por la falta de agua

3.9 Época de frío, riesgo de deshidratación

Durante la época de otoño-invierno nuestro cuerpo está expuesto a factores como la contaminación ambiental, la calefacción y el frío, condiciones que generan un aumento en los requerimientos de agua del organismo. Nuestra piel se reseca y nos volvemos más vulnerables a sufrir infecciones de las vías respiratorias.

Para mantenerte bien hidratado en esta época es recomendable ingerir con regularidad agua simple y complementar el consumo con otros líquidos como tés e infusiones. Ana María Villarreal Yanes, nutrióloga especialista en hidratación de Nestlé Wáter, destaca las siguientes recomendaciones a considerar para mantenernos correctamente hidratados durante esta etapa del año.

En niños entre 4 y 8 años de edad necesitan consumir de 1.5 a 1.8 litros de agua todos los días. El agua simple debe ser su principal fuente de hidratación, complementando con otras opciones como tés o infusiones preparadas con frutas naturales y sin azúcar.

En adultos es recomendable que consuma 2 litros de agua al día y durante la época de frío este parámetro debe continuar, de esta manera el organismo puede mantenerse saludable y eficiente para que podamos realizar las actividades cotidianas.

Un grupo vulnerable en época de frío que necesita mantener una buena hidratación se encuentra en los adultos mayores por ello, es importante que tengan al alcance botellas de agua que les recuerde constantemente que deben mantenerse bien hidratados. A mayor edad, el cuerpo pierde la capacidad de detectar la sed, por eso es recomendable complementar la hidratación con sopas o caldos que aporten agua adicional.

Para una hidratación saludable se debe tener en cuenta que el agua es la fuente más importante de hidratación, pero los tés, infusiones, sopas y caldos con verduras y otras bebidas calientes pueden complementar los requerimientos diarios de líquidos.

Durante la noche se recomienda tener agua cerca de la cama, también pueden ponerse horarios de consumo responsable. Es recomendable que los niños lleven agua a la escuela en una botella o recipiente a temperatura ambiente y se debe evitar la sensación de sed, el primer síntoma de deshidratación.

3.10 ¿Cómo tener una buena hidratación cuando haces ejercicio?

Al ejercitarnos, nuestro cuerpo pierde agua y sales minerales. Ingerir líquidos para compensar este descenso es fundamental si queremos evitar lesiones y agujetas, así como mejorar el rendimiento a la hora de realizar una actividad física.

En condiciones normales, nuestro organismo pierde más de medio litro de agua a través de la piel y la respiración. Cuando sube la temperatura ambiente o realizamos ejercicio físico intenso, estas pérdidas pueden aumentar hasta el litro y medio, ocasionando un cuadro de deshidratación que es necesario compensar con la ingesta de agua o líquidos ricos en electrolitos que nos aportan sodio y potasio. El rendimiento físico suele disminuir cuando la deshidratación supera un 1-3% del peso corporal, aproximadamente. Además, se ha comprobado que una pérdida de agua corporal de más de un 2% empeorará el rendimiento entre un 10 y un 20%. A partir del 8% de pérdida hídrica aparecerán síntomas como debilidad, confusión y vértigo.

Quienes practican cualquier actividad deportiva deben realizar una correcta hidratación en las siguientes tres fases:

1.- Antes del ejercicio. Se recomienda una ingesta de unos 400-600 ml de agua o bebida deportiva 1-2 horas antes del ejercicio para comenzar la actividad con una hidratación adecuada. Esto permite un menor aumento de la temperatura central corporal del deportista y disminuye la percepción del esfuerzo.

2.- Durante el ejercicio. Los deportistas deben empezar a beber pronto, y a intervalos regulares con el fin de consumir los líquidos a un ritmo que permita reponer el agua y los electrolitos perdidos por la sudoración y a mantener los niveles de glucosa en sangre.

3.- Después del ejercicio. La reposición de líquidos después del ejercicio es fundamental para la adecuada recuperación del deportista y debe iniciarse tan pronto como sea posible.

 

La hidratación es importante para la salud durante todo el año, pero la población no tiene conciencia de ello. En invierno se tiende a beber menos y a prestar menos atención a lo que pierde el organismo.

Especialmente durante las fiestas navideñas se dan situaciones que pueden provocar importantes pérdidas y, por tanto, un riesgo de deshidratación. Es el caso de las largas jornadas de compras, las aglomeraciones, las altas temperaturas provocadas por la calefacción, la práctica de deportes de nieve, las comidas copiosas y el abuso del consumo de alcohol, etc.

La deshidratación afecta al rendimiento físico y mental, y puede provocar dolor de cabeza, malestar general o calambres musculares, entre otras cosas. Para evitar estos riesgos para la salud, el OHS los expertos del Observatorio de Hidratación y Salud (OHS) recomiendan ingerir entre 2 y 3 litros de líquidos incluyendo, además de agua, infusiones, refrescos, zumos, lácteos y caldos. El sabor de las bebidas también hace más fácil beber la cantidad necesaria.

Una de las escenas más habituales en estos días de Navidad son las compras. Ya sea en centros comerciales o en las tiendas a pie de calle, se realiza un esfuerzo físico importante. Las aglomeraciones de gente, los cambios bruscos de temperaturas entre el frío de la calle y la calefacción de cada comercio y los kilómetros que se pueden llegar a recorrer hacen que el cuerpo pierda hasta 0,6 litros de líquido en una tarde.

Además, al estar constantemente en movimiento, mirando distintos artículos es fácil olvidar que hay que beber. Para este tipo de situaciones, es recomendable llevar a mano una botella de nuestra bebida favorita que recuerde la necesidad de beber de forma periódica.

Durante la Navidad también aumentan las reuniones sociales. Cada español acude en estas fechas a un gran número de comidas o cenas y en ellas es habitual cometer excesos. Los menús típicos navideños emplean una gran cantidad de sal y de salsas para dar sabor a los platos. Estos condimentos hacen necesaria una mayor ingesta de líquidos que compensen las pérdidas hídricas del organismo, un comportamiento que desconocen la mayoría de los españoles. Además, la población no sólo no refuerza la hidratación estos días, sino que aumenta su conducta de riesgo de deshidratación al consumir de forma frecuente alcohol, una bebida con una gran capacidad diurética que hace que el cuerpo pierda líquidos.

Objetivo

Elaborar una bebida rehidratante para evitar la deshidratación en los jóvenes.

Justificación

Se ha observado que la deshidratación es un tema muy común en jóvenes y muchas veces no se saben las causas

Hipótesis

Materiales

  • 1 litro de agua
  • 500 mg de sal fina
  • 500 mg de bicarbonato de sodio
  • azúcar
  • jugo de 5 naranjas
  • Limones
  • Recipientes (jarras, vasos, platos hondos etc.)
  • Cucharas
  • Licuadora

 

 8.-Método

  • Cortar las naranjas y/o limones

 

  • Extraer el jugo de las naranjas y/o limones
  • Vaciar en diferentes recipientes el jugo de las frutas
  • En una licuadora vacía el jugo de las naranjas y/o limones

 

Después agrega 500 mg de sal fina (se puede utilizar otra cantidad, depende de cuánta bebida rehidratante necesites)

 

 

 

  • A continuación agrega 500 mg de bicarbonato de sodio para que hidrate más ( se puede utilizar otra cantidad, depende de cuánta bebida rehidratante necesites)
  • Ahora agrega 1 cucharada y ½ o 2 de azúcar ( se puede utilizar otra cantidad )
  • Vacía la cantidad de agua que vayas a ocupar en la licuadora
  • Ahora licua los ingredientes
  • Vaciar la bebida en un vaso ( se puede colar si es necesario )
  • Por último probar la bebida

 

 

 

 

Método (materiales y procedimiento)

Materiales

  • 1 litro de agua
  • 500 mg de sal fina
  • 500 mg de bicarbonato de sodio
  • azúcar
  • jugo de 5 naranjas
  • Limones
  • Recipientes (jarras, vasos, platos hondos etc.)
  • Cucharas
  • Licuadora

Método

  • Cortar las naranjas y/o limones
  •     Extraer el jugo de las naranjas y/o limones
  • Vaciar en diferentes recipientes el jugo de las frutas
  • En una licuadora vacía el jugo de las naranjas y/o limones

 

Después agrega 500 mg de sal fina (se puede utilizar otra cantidad, depende de cuánta bebida rehidratante necesites)

  • A continuación agrega 500 mg de bicarbonato de sodio para que hidrate más ( se puede utilizar otra cantidad, depende de cuánta bebida rehidratante necesites)
  • Ahora agrega 1 cucharada y ½ o 2 de azúcar ( se puede utilizar otra cantidad )
  • Vacía la cantidad de agua que vayas a ocupar en la licuadora
  • Ahora licua los ingredientes
  • Vaciar la bebida en un vaso ( se puede colar si es necesario )
  • Por último probar la bebida

 

Galería Método

Resultados

Los resultados fueron buenos ya que la bebida rehidratante si te hidrata, además sus sabores agradables, también se puede hacer de limón  y su consistencia es buena, eso la hace lucir muy rica y saludable.

Galería Resultados

Discusión

Nuestra bebida a comparación de las bebidas comerciales es más beneficiosa ya que no    tiene elementos químicos que puedan dañar a nuestro cuerpo, además es muy fácil de hacer, en este caso se utilizó la naranja ya que es una fruta que ayuda a la hidratación ya que  es conocida por su gran aporte en vitamina C y está compuesta por un 88% de agua y no se echa a perder muy rápido porque contiene ácido cítrico.

Conclusiones

Se comprobó que se puede hacer una bebida rehidratante que realmente logra hidratar a   los jóvenes sin necesidad de utilizar elementos químicos.

Bibliografía

La Voz. (Septiembre 14, 2016). ¿Existen bebidas que deshidratan? septiembre 21, 2020, de La Voz Sitio web: https://www.lavoz.com.ar/espacio-de-marca/existen-bebidas-que-deshidratan

ROSA ROCH. (Junio, 10, 2020). Alimentos para tener una buena hidratación. Septiembre, 21, 2020, de 65yMas Sitio web: https://www.65ymas.com/salud/alimentacion/alimentos-tener-buena-hidratacion_15727_102.html

Lomotil. (Abril 01, 2017). Causas de diarrea: hábitos alimenticios y alimentos. Septiembre 21, 2020, de Lomotil Sitio web: https://www.lomotil.com.mx/causas-de-diarrea-habitos-alimenticios-y-alimentos

Mayo Clinic. (Septiembre 19, 2019). Deshidratación. Septiembre 21, 2020, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.lomotil.com.mx/causas-de-diarrea-habitos-alimenticios-y-alimentos https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/dehydration/symptoms-causes/syc-20354086

Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU… (Abril 23, 2020). Deshidratación. Septiembre 21, 2020, de Medline Plus Sitio web: https://medlineplus.gov/spanish/dehydration.html#:~:text=El%20tratamiento%20para%20la%20deshidrataci%C3%B3n,las%20bebidas%20deportivas%20pueden%20ayudar.

 



PJ – MS – 35 “HIDRAPLUS”


PJ – MS – 35 “HIDRAPLUS”

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography